Las Empresas Más Grandes de Francia

la bandera de Francia
según la lista Global 500 de Fortune

Esta es la lista de las empresas más grandes de Francia en 2020:

ClasificaciónEmpresaRanking Global 500 de FortuneIngresos ($M)Sede
1 Total 25 176249 Courbevoie
2 AXA 34 148984 Paris
3 Crédit Agricole 67 104972 Montrouge
4 Carrefour 98 85905 Massey
5 BNP Paribas 99 85058 Paris
6 Peugeot 101 83643 Paris
7 Électricité de France 110 80278 Paris
8 Engie 159 67220 Courbevoie
9 Renault 175 62160 Boulogne-Billancourt
10 Christian Dior 180 60071 Paris
11 Société Générale 192 56852 Paris
12 Vinci 195 54788 Rueil-Malmaison
13 Auchan Holding 196 54672 Croix
14 CNP Assurances 199 54365 Paris
15 Groupe BPCE 242 47911 Paris
16 Saint-Gobain 244 47650 Courbevoie
17 Orange 249 47275 Paris
18 Finatis 262 45045 Paris
19 Bouygues 286 42543 Paris
20 Sanofi 289 42119 Paris
21 SNCF 318 39308 Saint-Denis
22 L'Oréal 375 33436 Clichy
23 Air France-KLM Group 411 30432 Tremblay-en-France
24 Veolia Environnement 412 30431 Paris
25 Schneider Electric 413 30397 Rueil-Malmaison
26 CMA CGM 415 30254 Marseille
27 La Poste 433 29082 Paris
28 Safran 451 28424 Paris
29 Danone 453 28303 Paris
30 Financière de l'Odet 458 27806 Paris
31 Michelin 472 27013 Clermont-Ferrand

Resumen Económico de Francia

La economía de Francia es la quinta más grande en el mundo y representa alrededor de una quinta parte del producto interno bruto (PIB) de la Eurozona. Actualmente, los servicios son los principales contribuyentes de la economía del país, con más del 70% del PIB derivado de este sector. En manufactura, Francia es uno de los líderes mundiales de las industrias automotriz, aeroespacial y ferroviaria así como en el sector cosmético y de bienes de lujo. Además, Francia cuenta con una mano de obra altamente educada y el número de graduados en ciencias más alto por miles de trabajadores en Europa.

En el sector externo, el socio comercial más cercano de Francia es Alemania, que representa más del 17% de las exportaciones de Francia y el 19% del total de importaciones. Francia exporta principalmente maquinarias y equipos de transporte, equipos y plásticos aeroespaciales, mientras que sus principales importaciones incluyen maquinarias, automóviles y crudo. Adicionalmente, Francia es el país más visitado en el mundo, convirtiendo al turismo en un sector prominente de la economía.

En comparación con sus pares, la economía francesa soportó la crisis económica relativamente bien. Protegida, en parte, por una baja dependencia del comercio exterior y tasas de consumo privado estables, el PIB de Francia solo se contrajo en 2009. Sin embargo, la recuperación ha sido bastante lenta y las altas tasas de desempleo, especialmente entre los jóvenes, siguen preocupando a los legisladores. Después del inicio de la crisis, la economía se estancó y el país se ha enfrentado a varios desafíos económicos. Los ingresos fiscales del gobierno se han reducido y el poder de compra del consumidor ha disminuido. Los legisladores han intentado modernizar la economía; sin embargo, este ha sido un proceso difícil. El anterior gobierno de Sarkozy se hizo poco popular, en parte debido a su agenda de reformas. No obstante, con un déficit presupuestario superior al promedio de la Eurozona y un bajo crecimiento estimado, el actual gobierno de Hollande se enfrenta al desafío de restaurar las finanzas públicas de Francia mientras impulsa el crecimiento económico.

Historia Económica

Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno centro izquierdista de Charles De Gaulle implementó una política económica de dirigismo mientras se reconstruía el país. El estado tomó el control de ciertas industrias claves, incluyendo los sectores de transporte, energía y comunicaciones, y estableció una agencia de planeación para regular las actividades económicas. El primer plan de desarrollo económico nacional, el Plan Monnet, y los subsecuentes planes se convirtieron en una característica distintiva de la política económica de la Francia post-guerra. Además, De Gaulle empezó la construcción de un estado de bienestar en Francia y estableció instituciones claves como la seguridad social y los consejos laborales que todavía hoy existen.

La estrategia económica post-guerra de Francia demostró ser exitosa y Francia entró en “Les Trente Glorieuses” (“Los Treinta Gloriosos”), un periodo de crecimiento económico acelerado, experimentando grandes ganancias en productividad, PIB y salarios reales. En 1983, el aumento de la deuda pública, la presión inflacionaria y los desequilibrios internos y externos provocaron que el gobierno francés pasara del “dirigism” para entrar en una era” de la rigueur” o una era de privatización. El gobierno comenzó a retirar la intervención económica directa, privatizando algunas de las de las empresas estatales y adoptando políticas más orientadas hacia el mercado. Sin embargo, aún hoy se pueden encontrar restos del “dirigisme” en la economía francesa debido a que el gobierno todavía conserva muchas acciones en los sectores clave.

A lo largo de este periodo, el gobierno francés, junto a su principal aliado comercial Alemania, propusieron un aumento en la integración económica Europea. Francia fue un miembro fundador de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y de la Comunidad Económica Europea, organizaciones precursoras de la Unión Europea. Además, Francia fue uno de los primeros países en adoptar el euro como moneda y aún hoy la economía francesa está altamente integrada con Europa.

En los años recientes, Francia, al igual que muchas naciones europeas, ha experimentado un estancamiento del crecimiento y desafíos fiscales. Bajo la dirección del anterior Presidente Sarkozy, el país implementó medidas de austeridad para combatir el déficit presupuestario y la deuda pública. Sin embargo, el PIB de Francia ha permanecido casi sin cambios desde 2011 y las tasas de desempleo siguen siendo altas. Para estimular la economía francesa, el actual Presidente Hollande se enfrenta a la tarea de reducir el gasto público mientras promueve la creación de empleos.

Estructura Comercial

Francia es el segundo exportador más grande de Europa, después de su más grande socio comercial Alemania. En particular, Francia consume grandes cantidades de bienes de consumo importados, que son menos costosos que los productos “Hechos en Francia.” Francia también es un importador neto de petróleo y es sensible a las variaciones de precios.


Francia es miembro de la Unión Europea (UE) y sigue políticas comerciales similares a otros estados miembros con una tasa de arancele promedio ponderado común para la UE. Además, Francia y otros estados miembros de la UE tienen una cantidad de acuerdos comerciales bilaterales y regionales y son miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Francia es una economía relativamente abierta; sin embargo, tiene algunas barreras comerciales. Entre los bienes, muchos productos agrícolas están protegidos a nivel europeo, una política abogada por Francia, y los agricultores franceses han dependido históricamente de los subsidios gubernamentales. Francia recibe grandes cantidades de FDI y generalmente las regulaciones de inversión son transparentes, aunque aún persisten muchos impedimentos burocráticos. En contraste, el sector financiero es relativamente cerrado, con muy pocos bancos extranjeros operando en el país.

Exportaciones desde Francia

Francia exporta una gran variedad de bienes y servicios y tiene una tasa de exportación a PIB cercana al 30%. Las exportaciones de bienes con mayor valor en dólares de Francia incluyen maquinarias, aviones y naves espaciales, vehículos, equipos electrónicos y productos farmacéuticos. Además, Francia es uno de los más grandes exportadores de productos de granja y agrícolas y es conocido por sus vinos, licores y quesos. El gobierno francés otorga subsidios significativos a este sector y Francia es el mayor exportador de productos agrícolas en Europa. Entre los servicios, el turismo es una exportación clave y Francia es el país más visitado en el mundo. Otras exportaciones de servicios claves incluyen servicios empresariales y de transporte.

La mayoría de las exportaciones francesas son hacia países europeos, con solo un tercio de todas las exportaciones yendo hacia economías fuera de Europa. Francia exporta la mayor cantidad de bienes y servicios a Alemania, seguida por Bélgica, Italia, España y el Reino Unido. Fuera de la Unión Europea, los Estados Unidos es el destino más grande para las exportaciones francesas.

Importaciones a Francia

En años recientes, Francia ha sido un importador neto, consumiendo una gran cantidad de bienes y servicios importados. Las principales importaciones de Francia son maquinarias, vehículos, crudo y aviones. Entre los servicios, las importaciones más grandes de Francia son transporte y servicios de viajes.

De manera similar a las exportaciones, la mayoría de las importaciones provienen de países europeos, que representa el 68% del total de las importaciones. Los principales aliados de importaciones de Francia son Alemania, Bélgica, Italia y España. Fuera de la Unión Europea, Francia importa bienes principalmente desde China. Francia, como miembro de la UE, adopta la tasa de arancel promedio ponderado común para la UE en importaciones seleccionadas.

Política Económica

Desde la década de los 80, el gobierno francés ha favorecido el capitalismo y las políticas orientadas hacia el mercado. El gobierno ha privatizado parcial o totalmente muchas industrias nacionales, incluyendo Air France, France Telecom y Renault, y aún hoy los líderes franceses siguen comprometidos con el capitalismo. Sin embargo, el gobierno francés todavía juega un papel significativo en ciertos sectores nacionales claves, como agricultura, e intervendrá en el mercado para moderar ciertas desigualdades socioeconómicas.

Desde la crisis económica, el gobierno de Francia ha tenido que reevaluar este aspecto de su política económica. A pesar de los recientes cambios en las políticas de Francia, podrían ser necesarias mayores reformas para impulsar la economía. Francia ha sido clasificada como el 141 entre 144 países en “prácticas de contratación y despido” de acuerdo con el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial y muchos críticos abogan por una reforma en el mercado laboral. Además, el mercado inmobiliario de Francia está bajo presión debido a los altos precios y la baja actividad del mercado. Notablemente, las decisiones en materia de política económica de Francia están influenciadas por las políticas comunes de la Unión Europea, así como la membresía de Francia en organizaciones supranacionales como la OMC y el G7.

Fuente: Fortune, Banco Mundial.

Este artículo también está disponible en otros idiomas: Inglés, Ruso.