8 beneficios para la salud comprobados de la leche de soya

leche de soya

La leche de soya es conocida principalmente por ser un ser un reemplazo para la gente intolerante a la lactosa. Y también está constantemente bajo el radar por supuestamente afectar la calidad de la esperma de los hombres, pero esto carece de pruebas sólidas. ¡Lo importante de la leche de soya es que puede tratar condiciones como la hipertensión, diabetes, cáncer de mamas, problemas cardiacos, obesidad o más! Aprende como esto afecta a los hombres y mujeres de formas diferente y cuál es la cantidad adecuada de leche de soya que deberías incluir en tu dieta diaria.

La leche de soya, una bebida preparada únicamente a partir de semillas de soya y que es completamente libres de lácteos, es la opción preferida por los veganos y por quienes son intolerantes a la lactosa. ¡Pero esa no es la única razón por la que deberías beberla! La leche de soya está cargada de nutrientes saludables que aportan multiples beneficios para la salud, siempre y cuando no seas alérgico a la soya.

Vamos a echarle un vistazo a algunos de los beneficios nutricionales de la leche de soya (alrededor de 240 ml; sabor simple) y exactamente cómo ellos pueden ayudar:

Nutrientes
Cantidad
Calorías 100 kcal
Carbohidratos 8 g
Proteínas 7 g
Grasa Total 4 g
Grasas Saturadas y Poliinsaturadas 0.5 g and 2.5 g, respectivamente
Sodio 120 mg
Calcio 120 mg
Colesterol 0

Beneficios para la salud de la leche de soya:

1. Disminuye la presión sanguínea y cura la hipertensión

La leche de soya trata la hipertensión al disminuir tanto la presión sistólica como la diastólica. Se ha observado que beber leche de soya todos los días induce a la excreción por la orina de un flavonoide particular, lo cual reduce la presión sanguínea.

La leche de soya también ayuda a los diabéticos que enfrentan problemas renales (nefropatías) con un mejor control sobre la presión sanguínea. Contiene una buena cantidad de polifenoles, los cuales pueden aumentar la biodisponibilidad del óxido nítrico y de esta forma influir en los niveles de presión sanguínea.

2. Trata la diabetes tipo 2

Con un alto contenido de calcio y baja en grasa, la leche de soya es un opción no láctea perfecta para tu plan de comidas para la diabetes. Ayuda a los diabéticos a disminuir el colesterol y prevenir problemas cardiovasculares. Su efecto sobre los niveles de lípidos ha demostrado ser beneficioso para el tratamiento de la diabetes. Sin embargo, recuerda beber leche de soya con moderación ya que el exceso de proteínas y carbohidratos puede arruinar tu plan de dieta.

3. Acelera la pérdida de peso

La fibra en la leche de soya tiene un efecto considerable en el índice de masa muscular, los niveles de colesterol LDL, y peso corporal, que es útil para el tratamiento de la obesidad, hipertensión, y niveles excesivos de lípidos. Cuando se combina con una dieta baja de grasa, la proteína de soya reduce el peso pero retiene la masa muscular en los individuos obesos.

4. Mejora la salud cardiovascular

De acuerdo con el USFDA, la soya es uno de los productos que disminuye los niveles de colesterol en el cuerpo y previene las enfermedades relacionadas con el corazón. Los productos de la soya, como la lecha de soya, mejoran los niveles de lípidos en el plasma y reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, especialmente en aquellos con un colesterol alto. Los niveles elevados de grasas poliinsaturadas, vitaminas, fibras y minerales y grasas saturadas bajas también ayudan a mantener tu corazón sano.

Tu cuerpo cuida del flujo de sangre a través de la reactividad vascular, lo que altera la formación de los vasos sanguíneos cuando es necsario. La leche de soya mejora esta reactividad y mantiene tu corazón fuerte.

5. Previene la osteoporosis

La leche de soya fortificada con calcio puede reducir la osteoporosis. 240 ml de leche soya normal tiene alrededor de 31 mg de calcio, mientras que la leche de soya enriquecida con calcio tendrá alrededor de 210 mg de calcio. Infórmate bien sobre el contenido de nutrientes de los productos antes de comprarlos.

6. Cura los problemas relacionados con la piel

Una dieta compuesta de productos de soya puede disminuir la incidencia del acné. Y la soya, por sí misma, es uno de los ingredientes usados para tratar problemas dermatológicos tales como la hiperpigmentación, lo que causa un oscurecimiento excesivo de la piel.

Los productos de la soya pueden tener beneficios anti-envejecimiento sobre tu salud y tu piel. Recientemente, se encontró que un compuesto de semilla de soya era efectivo como agente anti-envejecimiento. Y se ha visto que la leche de soya fermentada tiene propiedades anti-envejecimiento.

7. Promueve un cabello atractivo

Beber leche de soya tiene un efecto moderado en la apariencia del cabello y su manejabilidad. Sin embargo, complementar la ingesta de leche de soya con el uso de productos tópicos que contengan soya puede proporcionar mejores resultados.

8. Ayuda con la intolerancia a la lactosa

Como mencionamos anteriormente, la leche de soya es una muy buena alternativa para aquellos con intolerancia a la lactosa. Contiene una buena cantidad de calcio y es baja en grasa. Pero hay una gran posibilidad de ser alérgico a la leche de soya si eres alérgico a la leche de vaca. Entonces bébelo cuidadosamente y decide por ti mismo si es bueno para ti.

Todos esos beneficios funcionan tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo, algunos efectos son específicos para el género:

Efectos de la leche de soya en los hombres

El consumo de leche de soya en altas cantidades (más de una vez al día) reduce el riesgo del cáncer de próstata en los hombres. El consumo diario de 400 ml de leche de soya ha demostrado una reducción en los niveles de estrona en los hombres, lo cual puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Un estudio mostró que se ha observado una menor concentración de esperma en los hombres que consumen una gran cantidad de leche de soya. Sin embargo, todavía no hay datos convincentes en cuanto a la baja calidad del esperma debido a la leche de soya.

Efectos de la leche de soya en las mujeres

Aunque ha habido muchas investigaciones contradictorias sobre esto, los estudios más recientes muestran que la leche de soya es beneficiosa en el tratamiento del cáncer de mamas y no obstruye la terapia contra el cáncer. Pero la mayoría de los estudios han concluido que el consumo de soya debería estar a los niveles de las dietas Asiáticas (más de una vez al día) para que pueda reducir significativamente el riesgo.

La leche de soya también es considerada beneficiosa para la salud cognitiva en las mujeres menopáusicas. Pero hay una falta de evidencia y algunos estudios incluso han demostrado que la leche no tiene tal efecto en absoluto.

¿Cuánta Leche de Soya Puedes Consumir?

La ingesta de leche de soya en exceso no es buena para tu salud ya que puede causar una respuesta inflamatoria y proporciona carbohidratos y proteínas en exceso. La cantidad de leche de soya que tu cuerpo puede soportar difiere para cada persona ya que todos reaccionamos a ella de forma diferente. Algunos consideran 2-3 porciones al día como la cantidad adecuada mientras que otros sugieren solo un vaso al día.


Lo mejor que puedes hacer es escuchar a tu cuerpo. Empieza por tomar un vaso al día y observar tanto respuestas positivas como negativas en tu cuerpo. Preferiblemente discútelo con un dietista y después aumenta gradualmente la cantidad de ser necesario. Y debido que la mayoría de los productos de soya tienen sabor o contienen aditivos, busca los que tienen los nutrientes adecuados, por ejemplo, con poca o sin azúcar y más calcio. Recuerda: la leche de soya no es una solución mágica para todos tus problemas de salud. El truco es complementarla con una dieta saludable y moderada que te llevará por un largo para evitar enfermedades y mantenerte sano.


Fotos cortesía de Pixabay.com